The Outsider: la nueva serie sobrenatural de Stephen King

The Outsider: la nueva serie sobrenatural de Stephen King

THE OUTSIDER, es la nueva serie dramática original basada en la novela de Stephen King que explora la investigación sobre el horrible asesinato de un niño y una misteriosa fuerza que rodea el caso.

Para ir adentrándose en este nuevo mundo creado por el prolífico autor estadounidense, analizamos algunas curiosidades del mundo que propone esta miniserie.


-La trama basada en el libro homónimo de Stephen King. La novela fue lanzada en 2018. Sigue al detective Ralph Anderson mientras investiga el asesinato de Frankie Peterson, de 11 años, encontrado en los bosques de Georgia (EE.UU.). Las misteriosas circunstancias que rodean al horroroso crimen llevan a Ralph a involucrar a la investigadora privada Holly Gibney. El personaje de Holly había aparecido previamente en otras obras de King, precisamente en la exitosa trilogía del detective Bill Hodges (Mr. Mercedes, Finders Keepers y End of Watch) donde también se la ve luchando contra fuerzas extrañas.

-La atmósfera de lo sobrenatural. A primera vista, todo indica que se trata de un caso normal: la policía arresta a una figura prominente de la comunidad con pruebas concluyentes sobre su culpabilidad. Pero poco a poco la trama se retuerce hasta llegar a conclusiones inexplicables que dejan ver la posibilidad de que algo más oscuro y terrorífico esté detrás del asesinato.

-La pérdida como un personaje más. Tanto por la muerte de Frankie Peterson como la del propio hijo del detective Anderson por una enfermedad fatal, todos los personajes se encuentran lidiando con la pérdida y sus secuelas. Estas diferentes formas de llevar el duelo adelante hacen que las decisiones de los protagonistas cuenten con un peso mayor a la hora de buscar soluciones a los problemas que enfrentan en el transcurso de la investigación.

-Actores que dirigen. Cada vez más actores buscan ocupar sillas detrás de las cámaras y esta producción no es la excepción. Dos de sus protagonistas toman un rol muy importante en la creación de la miniserie: Jason Bateman, ya ganador de un Emmy por incursionar en esta faceta, dirigió los primeros dos episodios y también fue productor ejecutivo junto a su coestrella Ben Mendelsohn.