El Hilo Fantasma, la oscura cinta con la que Daniel Day-Lewis nos dice adiós

El Hilo Fantasma, la oscura cinta con la que Daniel Day-Lewis nos dice adiós

Votos: 1 Puntos: 5

Por Rockberto Jiménez

 

El Hilo Fantasma o Phantom Thread por su título original en inglés, es una cinta escrita y dirigida por Paul Thomas Anderson que al parecer sería el último trabajo del actor Daniel Day-Lewis en pantalla y la historia que eligió para dar pie a su retiro. 

La película está nominada a 6 premios Oscar en las categorías de: Mejor Película, Mejor Actor, Mejor Actriz de Reparto, Mejor Director, Mejor Banda Sonora y Mejor Diseño de Vestuario; siendo esta última una estatuilla que a nuestro parecer se encuentra más que asegurada. ¿La razón? Es una cinta que nos narra la historia de un diseñador de moda de los años 50 radicado en Inglaterra, lo que da como resultado el pretexto idóneo para proyectar en pantalla un desfile de interminable elegancia en cada momento de las dos horas y diez minutos que dura este filme. 

Pero la moda es tan solo la base para adentrarnos en la vida del modista Reynolds Woodcock (Daniel Day-Lewis), un hombre maduro y aún soltero cuyo único compromiso es con su trabajo, a quien dedica todo su tiempo y pasión. Tanto él como su hermana Cyril (Lesley Manville) se han encargado de vestir a lo más exclusivo de la socialité inglesa, por lo que el amor es lo último en la lista de sus prioridades. 

Woodcock es un hombre metódico, de hábitos y es así como en su rutina acude a una cafetería para tomar su tradicional desayuno que ya es memorizado por una joven camarera llamada Alma (Vicky Krieps) de quien queda tan fascinado que termina por invitarla a salir a cenar a un lujoso restaurante. Pronto Alma se vuelve su musa inspiradora y más tarde su amante incondicional. 

Hasta aquí todo parecería indicarnos que se trata de un guion rosa y de ambientes cálidos, pero muy por el contrario es una trama de paisajes oscuros que cobijan la vida de un hombre solitario, quisquilloso, obsesivo que cohabita con las mieles de la egolatría y la amargura de la depresión. Es justo en esos momentos oscilantes en los que Alma se ve imposibilitada para poder mostrar su amor y al mismo tiempo se dará cuenta que en la vulnerabilidad de sus estados se ubica la llave para llegar al corazón de Woodcock, aún si esto implica traspasar las líneas de lo permitido para edificar desde ahí un amor insano pero genuino, de esos que hilan los recuerdos más duraderos. 

Phantom Thread en una cinta de dinámica lenta, en donde el espectador debe tener muy claro que para entenderla en su justa dimensión, debe haber experimentado en carne propia o ajena, alguno de los tantos estados de ánimo desesperantes por los que nos lleva la actuación de Sir Daniel Day-Lewis