Yo Tonya, un viaje de humor negro por la vida de la polémica patinadora

Yo Tonya, un viaje de humor negro por la vida de la polémica patinadora

Por Rockberto Jiménez

 

Yo Tonya es un viaje en el tiempo que nos lleva mediante un humor ácido a revivir cierto incidente ocurrido en la década de los noventa.   

Era 1994 cuando la patinadora artística  Tonya Harding fue declarada culpable de obstaculizar las investigaciones sobre el ataque ocurrido a su homóloga Nancy Kerrigan.  

En su momento, este suceso fue uno de los más comentados en los noticieros de todo el mundo y ahora en 2018 la cinta dirigida por Craig Gillespie nos narra el ascenso y caída de Tonya, quien es llevada a la pantalla de una manera estupenda por el carisma avasallador de Margot Robbie.  

La película está nominada a tres premios Oscar en las categorías de: Mejor Actriz, Mejor Edición y Mejor Actriz de Reparto; categoría por la que compite la actriz Allison Janney, quien interpreta a Lavona Golden (madre de Tonya) de una manera tan magistral que no dudaríamos fuera la ganadora en la próxima entrega de premios.  

I Tonya nos va contando de una manera ágil y divertida cómo fue la infancia de Harding, quien desde muy pequeña destacó como una gran patinadora, gracias a ese impulso enfermizo de su madre por inculcarle la búsqueda del éxito a toda costa.  

Así mismo nos muestra cómo fue el crecer en una familia disfuncional de padres separados y cómo eventualmente esto afectó sus relaciones amorosas en la vida adulta.  

Yo Tonya es una de esas películas que desde sus primeros minutos, logra crear en nosotros una fuerte empatía con todos y cada uno de sus personajes principales.  

I Tonya es una cinta que no te puedes perder por ningún motivo, ya que tiene una historia de esas que nos narran momentos épicos que pocos tienen el privilegio de vivir y al mismo tiempo nos lleva a un desenlace no tan grato, de esos donde el fracaso visto en retrospectiva, resulta ser el éxito que nos da nuestro pase a la inmortalidad.