Titanes del Pacifico: La Insurrección (reseña sin spoilers)

Titanes del Pacifico: La Insurrección (reseña sin spoilers)

Por Rockberto Jiménez

@rockbertoj1

 

Titanes del Pacifico: La Insurrección Pacific Rim Uprising, es la segunda entrega de aquel filme que en 2013 fue dirigido por el mexicano Guillermo del Toro. En esta secuela, inicia con Jake Pentecost, hijo del héroe de guerra Stacker Pentecost (quien en años atrás defendió a la humanidad de los Kaiju), quien, a diferencia de su progenitor, se la pasa delinquiendo y viviendo al límite hasta que un incidente lo coloca frente a la posibilidad de ir a prisión y su única salida es el aceptar dar clases a un grupo de jóvenes cadetes e instruirlos en el arte del combate con Jaegers.  

Durante este proceso Jake Pentecost (John Boyega), deberá lidiar con la sombra de su apellido y demostrar que puede hacerse de un nombre por sí mismo, además de aprender a trabajar en equipo y guiar a una joven de nombre Amara (Cailee Spaeny) a encontrarse a si misma en esa búsqueda compartida por una identidad propia.  

A la par de esta situación, la paz en la tierra se ve de nuevo amenazada con el resurgimiento de los Kaiju, quienes ahora cuentan con la ayuda de un misterioso aliado, el cual los está apoyando con recursos tecnológicos ilimitados.  

Como verán por la premisa, es bastante sencilla y no es necesario que hayan visto la primera parte para entender la secuela. Pacific Rim Uprising, ahora dirigida por Steven S. DeKnight; nos presenta un sinfín de escenas con golpes y destrucción masiva, todo mientras vemos desfilar en pantalla a robots gigantes y monstruos del tamaño de rascacielos.Como verán por la premisa, es bastante sencilla y no es necesario que hayan visto la primera parte para entender la secuela. Pacific Rim Uprising, ahora dirigida por Steven S. DeKnight; nos presenta un sinfín de escenas con golpes y destrucción masiva, todo mientras vemos desfilar en pantalla a robots gigantes y monstruos del tamaño de rascacielos.Fuera de eso, no busquen complejidad en el guion. 

La película tiene una duración de casi dos horas, de la cual lo mejor son sus últimos cincuenta minutos, pues es aquí donde se libran las mejores batallas. En lo personal, me quedo con la primera entrega de Pacific Rim, pero como siempre la mejor opinión es de ustedes. Me gustaría saber sus opiniones.