First Man, la reseña sin spoilers de la nueva película de Ryan Gosling

First Man, la reseña sin spoilers de la nueva película de Ryan Gosling

Votos: 1 Puntos: 5

Por Rockberto Jiménez
@rockbertoj1

 

First Man es la más reciente película del actor Ryan Gosling, quien en esta ocasión encarna a Neil Armstrong, el primer hombre en pisar la luna. La cinta inicia mostrándonos un momento muy difícil en la visa de Armstrong, cuando su pequeña hija de nombre Karen, está bajo tratamiento médico a consecuencia de un tumor, que lamentablemente termina por consumir su vida (esto no es spoiler, sucede en los primeros minutos de la película). Armstrong queda sumergido en una profunda tristeza, pero sigue adelante con su vida, ya que aún le sobreviven su esposa e hijo. Es así que decide ir a una convocatoria de la NASA que busca reclutar personal para el proyecto Gemini. Neil es aceptado y es ahí donde inicia su viaje que lo llevará a dejar su marca en la historia de la humanidad.


La cinta tiene una duración de dos horas con veinte minutos, que en lo personal he de decirles que se vuelven eternas. Su narrativa es muy lenta y tediosa. El filme se centra en contarnos cómo fueron los cientos de intentos fallidos iniciados con el Gemini hasta llegar al proyecto Apollo y su consecuente éxito al lograr el aterrizaje lunar. Este aspecto del guion hubiera estado más que perfecto si nos hubiesen mostrado el mar de emociones por los que atravesaron el grupo de astronautas encabezados por Neil en su hazaña de conquistar el espacio. Sin embargo, este enfoque a la historia termina siendo algo muy superficial, al grado de quedar en un segundo plano y el único momento que logra captar esa emotividad es cuando la proyección está por llegar a su final.
First Man termina siendo una película que solos los fans de Ryan Gosling o bien los apasionados en el tema de la conquista del espacio podrían disfrutar, ya que para quien no sea un amante de las cuestiones antes mencionadas, resulta una cinta fácilmente olvidable, que de calificación le otorgamos un 6/10.


Quizás para no terminar esta reseña en un tono negativo, hemos de mencionar que su diseño de audio es bastante bueno y quién sabe, tal vez ese sea el elemento que la lleva a pisar la superficie de las nominaciones en los premios Oscar del 2019.
De mientras...¡Houston tenemos un problema!