Alita: Battle Angel (Reseña sin spolers de lo bueno y lo malo de este filme)

Alita: Battle Angel (Reseña sin spolers de lo bueno y lo malo de este filme)

Por Rockberto Jiménez
@rockbertoj1

Battle Angel inicia en un escenario post apocalíptico donde un hombre (Christoph Waltz) encuentra en un montón  de chatarra, el cerebro vivo de una cyborg a la que le dará un nuevo cuerpo y un nombre: Alita. 


Es así como inician los primeros minutos de la nueva película de Robert Rodríguez, que de la mano con la producción y guión de James Cameron, nos van mostrando la historia de esta Cyborg que despierta sin menoría alguna de su pasado y que tiene que volver a aprender desde cómo comer una naranja hasta experimentar por primera vez el sabor del chocolate. El Dr Ido (Waltz) no solo le da un nuevo cuerpo a Alita (Rosa Salazar), sino también un hogar y el cariño de un padre, sin siquiera sospechar que ese rostro inocente, esconde un inquietante pasado que pronto será revelado.


Alita pronto conoce a un chico de nombre Hugo (Keean Johnson) de quien se enamora y con quien sueña conocer la utópica ciudad flotante de Salem. El amor de Alita por Hugo es tan intenso que la ciega en su juicio y actúa como adolescente, llegando a casa cuando ya ha obscurecido, aún cuando el Doctor Ido le advierte de los peligros que acechan en las calles donde gobierna la ley del más fuerte. Alita no presta atención a los avisos de su padre y es cuando en una noche tras intentar salvarse así misma y a su creador, es cuando descubre que tiene habilidades de combate únicas que la llevarán en un viaje de autoconocimiento para finalmente convertirla en la Última Guerrera de su tipo.


Alita: Battle Angel está basada en el manga de Yukito Kishiro creado a principio de la década de los noventa, bajo el titulo de GUNNM o también conocido como "Hyper Future Vision GUNNM" (pronunciado "gan-mu", que significan "arma" y "sueño"). Para 1993 se realizó su adaptación al anime, pero solo se produjeron dos OVAs. Cuando el manga se importó a Norteamérica se hicieron algunos cambios como por ejemplo en la traducción de los nombres: Gally será conocida como Alita, y es así como en todo occidente el título oficial será Battle Angel Alita.


De este filme podemos decir que su adaptación cinematográfica es aceptable más no es un diez perfecto. Creo que los fans críticos de este tipo de películas, encontrarán una lista de aspectos que seguramente no harán justicia a sus más estrictos estándares. Sin embargo si su idea es ir a disfrutar de un rato de acción en el cine, aquí podrán conseguirlo con la típica pelea de bar a las que nos tiene acostumbrados el buen Robert Rodríguez, así como a ver un gran desfile de cyborgs tan bien definidos en su estética futurista que se nota a lo lejos el trabajo de James Cameron. (De hecho la escena de la batalla en el Motorball es digna del IMAX).

Así que si tuviéramos que darle una calificación sería 7 / 10.
Alita: Battle Angel, es un filme de esos que vas a ver para pasar un buen rato de acción, sin tanta complicación.