Tres metros sobre el cielo o no entiendo por qué me gusta tanto esta película

Tres metros sobre el cielo o no entiendo por qué me gusta tanto esta película

Mi camino por el cine español fue de una manera casi accidental, pero me ha encantado y se ha vuelto uno de mis favoritos. Por ahí me encontré con una película llamada «Tengo ganas de ti» que me gustó bastante —pero no hablare de ella en esta entrada— y me enteré que era la segunda parte de una historia que comenzó llamándose «Tres metros sobre el cielo».

Pues ya, la conseguí, la vi, y se ha convertido en una de mis películas favoritas, basada en un libro publicado en 1992, por parte del escritor italiano Federico Moccia. La anécdota es bastante común en este mundo literario: el escritor que es rechazado de todas las editoriales en las que toca la puerta, una editorial se atreve a arriesgarse con él, la obra encuentra el éxito en el gusto de la gente y se convierte en un ícono de la cultura pop.

La historia es bastante común, donde nos encontramos con Stefano, el arquetipo del chico malo que está envuelto en pleitos a cada momento, quien, además, anda en motocicleta y es el alfa de su manada; y a Babi, el arquetipo de la niña bien portada de clase alta, que asiste a escuela privada, quien no se mete en líos, tiene buenas notas y una vida perfecta. Pues, como ya se imaginarán, la historia nos cuenta cómo es que coinciden y se enamoran, y ya. ¡Lo increíble es la magia que envuelve la historia que nos han contado infinidad de veces! Todo sucede en la ciudad de Roma, donde sus aventuras toman lugar, acompañados por «Pollo», el mejor amigo se «Step», y Pallina, la mejor amiga de Babi. La manera en la que Moccia cuenta esta historia nos hace conectar de inmediato con los personajes y adentrarnos en la narración de una manera en la que nos hace parte de ella y nos hace partícipes de los desencantos, las tristezas y las alegrías de los personajes. Es un gran libro que vale la pena leer para vivir el tórrido romance de una manera en la que no se nos había contado y eso es parte de lo interesante: cómo nos lleva hasta donde sabemos que nos llevará. ¡Como la vida misma!

Y bueno, el éxito de libro fue tal, que en el 2004 se llevó a la pantalla grande una versión italiana, y en el 2010 la versión española que nos atañe, dirigida por Fernando González Molina, quien se merece una ovación por el excelente trabajo de casting, donde cada uno de los actores es parte de un armonioso conjunto que funciona y entona a la perfección como si de una orquesta sinfónica se tratara. María Valverde —la amo :F — toma el papel de Babi, y Mario Casas el de «Hache» —de Hugo (A.K.A. Step)— y tienen una química impresionante en pantalla junto con Álvaro Cervantes como Pollo y Marina Salas como Katina —una de las diferencias con la novela—. En dónde se cuenta la misma historia con ciertas desigualdades, pero que funciona como una obra paralela que corre de manera independiente al texto, haciendo su propio camino y provocándonos emociones distintas a las que la obra de Moccia pudo habernos provocado. Algo que hay que resaltarle a la versión fílmica es la contundencia apoteósica de los minutos finales que nos llevan en todas direcciones emocionales.

Ambas obras, tanto el libro como la película, entran categorizadas como «rosas», aprovechando estás épocas, sin embargo, llegan a esta categorización de una manera bastante digna que hasta dejó un remanente en la cultura colectiva… «Tú y yo a 3msc.» 

Rousse-Lara

Escritor del «Pueblo Escondido En La Niebla» y de «La Fiesta De La Cornucopia», obra que verá la luz a inicios del 2019.

Facebook: @luahipnofago

¿Te gusta el cine español? Quizás esta película te interese. ¡Haz click aquí!