Robert Pattinson o el mejor Batman de todos los tiempos

Robert Pattinson o el mejor Batman de todos los tiempos

Votos: 1 Puntos: 5

Buena tarde, si usted lee esto quiere decir que viene con la intención de saber por qué carajo alguien diría que Robert Pattinson será el mejor Batman de todos los tiempos, sin embargo; me temo que lo decepcionaré. Así es, querido lector, ha sido víctima del viejo truco, pero tranquilo, en este artículo hablaré sobre el Batman de Christopher Nolan, concretamente de Dark Knight por lo que le recomiendo que se quede conmigo y, con suerte, podrá enterarse de una cosa o dos. Tranquilo… no será víctima de más trucos (por ahora).
En fin, hacia 2008 llegaría al mundo cinematográfico la que es, quizás, la mejor película de superhéroes de todos los tiempos: Batman The Dark Knight. Todos conocemos la legendaria actuación de Heath Ledger como Joker, por lo que sería redundante hablar de su gran desempeño actoral como ya tanto se ha hablado en demasiados sitios.

En todo caso, querer desentrañar esta película como se pueden desentrañar grandes clásicos cinematográficos tal vez sería harto innecesario, aún así es interesante apreciar el “punto de convergencia narrativa” que establece Nolan en su obra: tenemos tres personajes principales, Batman (Bruce Wayne), Joker (¿?) y Two Face (Harvey Dent). Por un lado Batman es la representación de la congruencia, de lo cabal y de lo (sic) políticamente correcto; en el caso del Joker ya nos podemos imaginar lo que representa. Sin embargo, algo en lo que no se ha puesto tanta atención es en la cohesión de estas dos entidades psicológicas, el punto de unión donde lo cabal encuentra el caos y donde el caos es contenido en un portador latente de destrucción, me refiero al Harvey Dent que se nos presenta hacia el final de la película, en aquél giro dramático donde su ideología es alterada por la filosofía del caos que promulga Joker. A su vez, la formalidad destructiva intenta ser justificada por aquél lejano recuerdo del moralista hombre que conocemos en un principio y que convive con el entendimiento de justicia de Batman.

Es pues, Batman, Joker y Harvey Dent la clara representación de una “trinidad teórica”, es decir, la tesis, antítesis y la síntesis de la perspectiva antropológica del caos. Un apocalíptico esquema que está lleno de humanidad y de sentimientos naturalistas muy a lo Émile Zolá. Si tuviéramos que observarnos a través de esta película, claramente podríamos comprender a Dios como –no, querido lector, no Batman; él no podría ser nuestro Dios- el mismísimo Joker. Así es. Dentro de su filosofía, Joker argumenta que él no es alguien que realiza planes, él sólo hace cosas y ¿qué no es esto un bello ejemplo teológico de lo que es Dios? Principio y fin, Alfa y Omega a partir de quién, según, nos dio la vida a través del caos y que no vulnera nuestro libre albedrío para simplemente dejarnos ser. Bien dice el viejo dicho “Si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes”. Por otro lado, Harvey Dent sería el propio ser humano, una compleja unión de la condición natural del ser humano, el caso, y del estado que le otorga su condición de ser humano, el sentido “ético” de la justicia (es decir, Batman) desvalorizado por el desencanto existencial a razón del terrible devenir de las cosas y de las circunstancialidades individuales.

Para terminar ¿Podemos decir que se puede comprender el leitmotiv de Joker? Tal vez sí, en todo caso siempre he creído que, finalmente, a veces nosotros no somos los culpables de nuestras acciones, sino que somos la intensa suma de nuestras circunstancialidades conjuradas en nuestra contra.
Un agradecimiento a mi amigo Uriel Palomecke, de quien nace aquella teoría de la tesis, la antítesis y la síntesis en Batman The Dark Knight la cual me permití a bien desarrollar aquí a mi manera.

Texto por: Carlox Cadena

Cineasta

Cuentos Súbitos