TODO lo que necesitas saber detrás de la historia de: Misterios Sin Resolver

TODO lo que necesitas saber detrás de la historia de: Misterios Sin Resolver

Misterios Sin Resolver (Unsolved Mysteries) regresó y no precisamente en forma de fichas.

Netflix acaba de lanzar una nueva temporada de seis episodios: El Misterio del Tejado, Trece Minutos, La Casa del Terror, Vuelta A Casa, OVNI en Berkshire y Testigo Desaparecida.

Y digo nueva temporada, porque esta producción es el remake de un clásico de la televisión de finales de la década de los ochentas y principios de los noventa (década en la que fue un rotundo éxito).

La serie de origen estadounidense fue creada por John Cosgrove y Terry Dunn Meurer y conducida por Robert Stack. Aunque cabe mencionar que a lo largo de sus 14 temporadas, tuvo diferentes presentadores y narradores. Sin embargo su figura icónica fue sin duda Robert Stack cuya enfermedad y eventual muerte, coincidió con el final de la serie en 2002.

Tiempo después Unsolved Mysteries fue resucitada, volvió a la televisión y se mantuvo al aire hasta el 2010. A partir de 2017, el programa mantiene un canal de YouTube que actualmente sigue activo y donde por cierto puedes ver todos los capítulos clásicos.

Para 2019, retoma la idea de continuar con esta serie y es así como en este julio de 2020, podemos ser testigos del regresó de uno de los programas más vistos a nivel mundial; en donde a través de un formato de documental y recreaciones nos presentan casos reales cuyos temas van desde crímenes sin resolver, pasando por extrañas desapariciones, hasta fenómenos inexplicables como los relatos de OVNIS y abducciones extraterrestres.

En lo concerniente a la versión de Netflix, te puedo decir que si bien ya no cuenta con un narrador y un presentador como en antaño, la serie sigue conservando ese toque de misterio que la hizo tan famosa en otros años. Unsolved Mysteries ha adaptado muy bien su formato a los nuevos tiempos y SI vale la pena que la agregues en tu lista para maratonear.

 

Estos son los inquietantes mensajes en la portada de: The Economist
¡Haz click aquí para conocerlos!