La leyenda urbana de Led Zeppelin

La leyenda urbana de Led Zeppelin

Votos: Puntos:

Existe una leyenda urbana que une a Robert Plant y a sus compañeros de Led Zeppelin con el hecho de haber vendido sus almas al diablo a cambio de alcanzar la fama.

Según dicho mito, Page convenció a Plant y a Bonzo para hacer un pacto con Lucifer. Según el relato, John Paul Jones (al parecer) fue el único que no aceptó llevar a cabo tal acción.

Se dice que Jimmy Page fue quien más simpatizaba con las fuerzas del mal, debido a su peculiar comportamiento, así como a ciertos eventos que sucedieron de manera bastante misteriosa.

Todo comienza cuando Page compró una casa que había pertenecido a Aleister Crowley un conocido practicante del satanismo. Dicha morada tenía en cada puerta una figura representativa de todos y cada uno de los signos del zodiaco. Los rumores sobre dicha casa hablaban de la aparición por las noches  de una cabeza humana y de que, en ese lugar, había muerto un sacerdote con sus fieles. También se comentaba que uno de los cuidadores de la casa se volvió loco y otro tuvo que ser mandado con un psicólogo.

Se menciona también que Jimmy Page compró más objetos pertenecientes a Crowley como son manuscritos y ropa. Por otra parte en el disco conocido como Led Zeppelin IV no aparecieron los nombres de los integrantes, en su lugar se pusieron unos símbolos que los representaban.

Robert Plant era la pluma rodeada por un círculo, Bonzo escogió para ser representado tres círculos, Jones tres óvalos cortando un círculo y Page escogió la palabra Zoso; algunas personas creen que dicha palabra fue extraída de un libro de alquimia.

Los rumores de que Page tenía tratos con Satanás crecieron debido a que Jimmy estaba colaborando con la banda sonora de una película de Kenneth Anger llamada Lucifer Rising, curiosamente Kenneth también era admirador de Crowley.

Por si esto no fuera suficiente, Page tenía una hija llamada Scarlet (Escarlata) y cabe señalar que Aleister Crowley llamaba a su compañera mujer escarlata.

Por último hubo quienes relacionaron las siguientes dos desgracias con cierta clase de vibras negativas:

La primera, ocurrida el 3 de Agosto de 1975, cuando Page viajo a Cefalú a la Abadía de Thelema, y un día después, el 4 de agosto, la familia Plant tuvo un accidente en donde Robert se fracturó un codo y un tobillo, además de lesionarse la espalda. Su esposa estuvo a punto de morir, sus hijos sufrieron raspones y curiosamente la hija de Page quién también iba con ellos salió ilesa.

El segundo fue durante la gira mundial de 1976. Jimmy Page hizo espacio en su agenda para viajar hasta El Cairo, donde Aleister Crowley había escrito: El libro de la Ley. Poco después, el 26 de julio, Karac Plant (de seis años) muere a causa de una infección viral que jamás pudo ser determinada por médico alguno.