B.B. King y su amada Lucille

B.B. King y su amada Lucille

Votos: Puntos:

Riley Ben King, mejor conocido como B.B. King (1925-2015) nació en una pequeña cabaña de una plantación de algodón ubicada en el lejano Misisipi. Fue un artista que se caracterizó por cantar y tocar de una manera tan excepcional que pareciese le hiciera el amor a su guitarra, a la cual por cierto llamaba Lucille.

¿Pero de dónde proviene este nombre con que tan cariñosamente llamaba a su guitarra? 

Resulta que a mediados de los cincuenta, mientras B.B. King actuaba en un baile en Twist, Arkansas, dos hombres empezaron a pelearse y durante el altercado tiraron unas lámparas de queroseno, las cuales al derramarse ocasionaron que el lugar se incendiara por completo.

B.B. King salió con todo el resto de la gente para protegerse de las llamas y segundos después se acordó que su guitarra de 30 dólares se había quedado adentro del lugar, por lo que corrió de regreso al sitio en cuestión para recuperarla.

Tiempo después del incidente, B.B. King se enteró de que la pelea había sido por una mujer llamada Lucille, así que decidió bautizar a su guitarra con ese nombre, para recordarse a sí mismo el no volver a cometer una acción tan impulsiva y tan estupida como lo fue el entrar a aquel salón en llamas. 

Recordemos pues al rey del blues con esta delicia llamada The Thrill Is Gone, donde se hace acompañar de otros maestros de la música en este jam único e histórico: