La anécdota detrás de la canción Michelle de The Beatles

La anécdota detrás de la canción Michelle de The Beatles

Votos: 1 Puntos: 4

The Beatles es una banda que da para una infinidad de anécdotas. Pero…¿Sobre qué escribir acerca de los 4 fabulosos? Hay tanto y todo se ha dicho, pero para este día en particular hemos decidido elegir una pequeña anécdota sobre una canción que los no ávidos en el idioma francés solemos cantar como el clásico “washawazazo” nos da a entender.

En esta ocasión quisieramos platicarles de Michelle. ¿Sabían que en un tiempo el mismo McCartney también “washawazaba” la parte en francés tal y como la mayoría de nosotros lo hacemos al momento de cantarla?

Toda esta historia se remonta a los años cuando Lennon acudía a la escuela de arte y la cultura del país de la Torre Eiffel era de lo más cool que podía existir.

En dicha escuela de arte solían organizarse una serie de fiestas a las que asistía Lennon, quien a su vez invitaba a McCartney. En tales reuniones Paul se hacía pasar por francés y para llamar la atención tocaba un tema instrumental al que añadía una que otra palabra conocida por él (a veces hasta inventada) del lenguaje del amor.

Años más tarde mientras The Beatles trabajaban en el álbum Rubber Soul (1965) John recordó aquella canción que Paul tocaba en aquellas fiestas y le sugirió convertirla en algo real. Es así como piden ayuda a un amigo llamado Ivan Vaughan cuya esposa era maestra de francés para que les colaborará con una frase que rimara bien con: “Michelle, ma belle” y el resultado fue añadir “Sont des mots qui vont tres bien ensemble” que en el idioma de Shakespeare significan y se cantan como: “These are words that go together well”.

Michelle es un tema que no fue escrito pensando en alguna mujer en particular pero que su letra junto a un te amo, se vuelve la mejor forma de decirle a esa persona especial cuánto te importa.