Hablemos del Punk

Hablemos del Punk

Votos: Puntos:

Hablar de un género musical en especifico es un tanto complejo, ya que ningún ritmo puede catalogarse como puro en su origen, cada estilo musical es una mezcla de diversos contextos que finalmente dan como resultado un sonido tan característico que es capaz de marcar un capitulo en la historia de la música, como es el caso del Punk.

 

Los inicios

Era la década de los 70’s, cuando un grupo extravagante conocido como New York Dolls irrumpió en la escena con ropa extravagante que sentó las bases para el glam, y con un estilo musical alejado de la virtuosidad, pero con mucha energía marco las bases para lo que vendría después con respecto al Punk.

Su éxito fue efímero sin embargo de ese proyecto surgió un hombre que motivado por su sed de éxito, vendría a hacer un aporte a la historia de la música. ¿Su nombre? Malcolm McLaren.

Malcom era un diseñador británico que fungió por un tiempo como su manager y que tras la desaparición de la agrupación, fue a Inglaterra donde hizo operar las ideas que no habían funcionado con los New York Dolls, con un éxito que marcaría tendencia.

 

El apellido Rotten

Era 1975 y McLaren regresó a su país natal donde en una tienda llamada London Sex Shop donde comenzó a vender una serie de playeras rotas o pintarrajeadas y con leyendas fuera de lo común que pronto llamaron la atención de más de uno, entre ellos Johnny Lydon.

Al ver la presencia y potencial de Lydon, McLaren le sugirió formar una banda a lo que el entonces joven desconocido se negó por no saber cantar. Malcolm le dijo que solo lo hiciera como cuando cantaba en la regadera y así nacía la primer parte de una historia conocida como Sex Pistols. Con el tiempo se unieron los demás integrantes, McLaren se volvió su manager y Johnny fue rebautizado con el apellido Rotten.

 

Tiempos de anarquía

En aquellos años en Inglaterra se vivía un mal momento económico y el desempleo era algo de todos los días, así que los jóvenes estaban ansiosos por escuchar voces contestatarias, por lo que cuando surge el sencillo de Anarchy in the UK, los Sex Pistols rápidamente llaman la atención. Para 1977 y tras unos cambios en la alineación original (ya con Sid Vicious en la banda) lanzan God Save the Queen. Disco de portada transgresora por tener el rostro de la reina de Inglaterra con la boca sujetada por un seguro para pañal.

 

Llega la censura

Para promocionar el material, McLaren organiza un concierto promocional en una embarcación llamada Queen Elizabeth, todo esto cuando se llevaban a cabo las festividades de la soberana de aquel país. El evento acabó con golpes y la intervención de la policía. La banda fue censurada en las estaciones de radio y así iniciaba un precedente para futuras bandas que quisieran usar la música con mensajes llenos de rabia y por supuesto provocativos.

 

El llamado a Inglaterra y al mundo entero

Mientras todo esto sucedía en el ojo del huracán, grupos como The Clash hacían una llamada a Inglaterra, dejando en sus receptores un mensaje más político. De esta manera en tantos otros lugares del mundo se armaban bandas con propuestas musicales que daban continuidad a esta identidad que aún hoy día sigue viva.